• INFANCIA MISIONERA


    Uno para todos y todos para Él
  • MEDITACIÓN DIARIA


    ¡Reza con nosotros por las misiones!
  • SUPERGESTO


    La revista para jóvenes, ahora en formato 100% digital

9 de enero de 2023

Arranca la campaña de Infancia Misionera 2023

 Con el comienzo del nuevo año, arrancamos la campaña de Infancia Misionera. Aunque su lema fundacional es “los niños ayudan a los niños” y ellos también aportan su granito de arena, Infancia Misionera no es solo cosa de los más pequeños. Desde que, hace 100 años, esta iniciativa se asumiera como una Obra Pontificia, se convirtió en el cauce oficial de la Santa Sede para sostener el trabajo que la Iglesia realiza con la infancia en los territorios de misión. Las necesidades son enormes, así que también los adultos están invitados a conocer los proyectos que se llevan a cabo y colaborar.

Para ello, renovamos la web –disponible desde el inicio de Adviento, con materiales y actividades para colegios y parroquias-, con algunos de los 2.577 proyectos financiados por Infancia Misionera en 2022. La campaña viene acompañada, además, por un vídeo protagonizado por tres niños: Harriet, de Uganda, Chan, de Tailandia, y Vikhonuo, de India. ¿Qué tienen en común? Los tres han encontrado apoyo y una familia en la Iglesia Católica. Como ellos, más de cuatro millones de niños han sido ayudados por Infancia Misionera.



En palabras de Fernando González, responsable de esta Obra en España, “conocer un poco de la vida de estos niños nos hace ponerle cara y nombre a todo lo que hace Infancia Misionera. A veces, no somos conscientes de que nuestra ayuda puede cambiar la vida de muchos niños. Cada cosa que hacemos, cada euro que donamos o cada vez que rezamos por ellos y por los misioneros, estamos mejorando las condiciones de vida de estos niños. Y todo esto es gracias a la ayuda que cada uno de nosotros damos en la jornada de Infancia Misionera. Sin duda, una oportunidad única para colaborar en mejorar el mundo”.

La jornada de Infancia Misionera se celebrará en toda España el próximo 15 de enero.

Fuente: OMP España

2 de enero de 2023

Mensaje de OMP ante el fallecimiento del Papa emérito Benedicto XVI

 Como institución especialmente vinculada a la Santa Sede, Obras Misionales Pontificias expresa su profundo dolor por el fallecimiento del Papa emérito Benedicto XVI y eleva, unida a toda la Iglesia, una oración por su alma.





Durante sus ocho años de pontificado, el Santo Padre Benedicto XVI nos contagió su amor a Dios, no solo a través de su magisterio y su brillante exposición de la doctrina, sino, sobre todo, por el testimonio de su vida. Como pastor de la Iglesia universal, el Papa deseaba contagiar al mundo entero la fe y el amor de Dios. Las Obras Misionales Pontificias eran para ello un instrumento privilegiado, como él mismo expresó en sus Mensajes para la Jornada Mundial de las Misiones, el Domund.

En el de 2012 afirmaba: “Junto a este grande signo de fe que se transforma en caridad, recuerdo y agradezco a las Obras Misionales Pontificias, instrumento de cooperación en la misión universal de la Iglesia en el mundo. Por medio de sus actividades, el anuncio del Evangelio se convierte en una intervención de ayuda al prójimo, de justicia para los más pobres, de posibilidad de instrucción en los pueblos más recónditos, de asistencia médica en lugares remotos, de superación de la miseria, de rehabilitación de los marginados, de apoyo al desarrollo de los pueblos, de superación de las divisiones étnicas, de respeto por la vida en cada una de sus etapas”.

El Papa era muy consciente, como expresó en Spe salvi, de que solo Dios puede ser la esperanza para un mundo tan necesitado de su ayuda. A los misioneros, que llevaban y llevan a los rincones más olvidados del planeta esa esperanza que anuncia el Evangelio, Benedicto XVI les manifestó su gratitud en diversas ocasiones: “Deseo expresar con particular afecto mi agradecimiento a los misioneros y a las misioneras, que dan testimonio en los lugares más lejanos y difíciles, a menudo también con la vida, de la llegada del reino de Dios. A ellos, que representan las vanguardias del anuncio del Evangelio, se dirige la amistad, la cercanía y el apoyo de todos los creyentes” (Mensaje para la Jornada Mundial de la Juventud 2010).

También los misioneros querían a Benedicto XVI y le estaban agradecidos. Con ocasión de su renuncia en 2013, cientos de misioneros españoles, desde los cinco continentes, hicieron llegar sus mensajes de adhesión a la Iglesia y de apoyo al Santo Padre. Sus testimonios fueron recogidos en el volumen Unidos en la gratitud. Mensajes de los misioneros españoles a Benedicto XVI, que el entonces director nacional de las Obras Misionales Pontificias, padre Anastasio Gil, tuvo ocasión de regalar a Benedicto XVI en Roma.

Como ejemplo de esos mensajes, citamos el de Remedios López, Hija de la Caridad, hoy regresada, y en 2013 misionera en Burundi: “Yo personalmente quiero mucho a nuestro Papa Benedicto XVI y aquí, en nuestra Iglesia de Burundi y de Ruanda, es muy querido. Apreciamos mucho sus escritos, su cercanía con la gente en los viajes que ha realizado en África. Con este gesto de renuncia que acaba de realizar, y leyendo atentamente sus palabras cuando lo ha anunciado, mi admiración por él es aún mayor y mi cariño también. Me dan ganas de abrazarlo, pero como la distancia física no me lo permite, le abrazo espiritualmente. Oro por él, para que el Señor le recompense todo el bien que ha hecho a nuestra Iglesia y al mundo entero”.

Fuente: OMP España

30 de diciembre de 2022

Sembradores de Estrellas 2022

 La semana previa a la Navidad arrancaba en nuestra diócesis la campaña 2022 de "Sembradores de Estrellas".

Este año con numerosa participación, una vez finalizadas las restricciones de la pandemia, ha vuelo con fuerza e ilusión esta actividad en la que los niños con sus catequistas y en algunos casos los párrocos, salen a las calles y plazas de sus localidades a felicitar la Navidad en nombre de los misioneros, cantando villancicos y repartiendo a los viandantes las estrellitas.

Ha sido una auténtica lluvia de estrellas, desde la Delegación de Misiones se han repartido más de 20.000.

Guareña


Guareña








Casas del Monte









Majadas









Torrefresneda


6 de diciembre de 2022

El sacerdote italiano Emilio Nappa, nuevo presidente de las Obras Misionales Pontificias

 El Papa Francisco ha nombrado secretario adjunto del Dicasterio para la Evangelización con el cargo de presidente de las Obras Misionales Pontificias al sacerdote napolitano Emilio Nappa, de 50 años, otorgándole el título de arzobispo. El nuevo presidente sustituye a Mons. Giovanni Pietro Dal Toso que ha cumplido un quinquenio guiando a nivel internacional las Obras Misionales Pontificias.




El padre Emilio Nappa nació el 9 de agosto de 1972 en Nápoles. Ordenado sacerdote en la diócesis de Aversa el 28 de junio de 1997, obtuvo el doctorado en Teología en la Pontificia Universidad Gregoriana en 2004. Ha ocupado varios cargos en la diócesis, incluidos los de rector de la Iglesia de San Rocco, director y profesor de Teología Fundamental en el Instituto Superior Interdiocesano de Ciencias Religiosas del Área Santos Apóstoles Pedro y Pablo Casertana, en Capua, y canónigo de la catedral. Además, fue colaborador local de la Nunciatura Apostólica en Italia y funcionario de la Sección de Asuntos Generales de la Secretaría de Estado. Desde septiembre de 2022 trabajaba en la Secretaría de Economía.

Desde la entrada en vigor de la constitución apostólica Praedicate Evangelium, el pasado Pentecostés, la Congregación para la Evangelización de los Pueblos pasó a llamarse Dicasterio para la Evangelización. El Papa Francisco se reservó la presidencia – como prefecto – de este dicasterio que abarca dos secciones.

Sección para las cuestiones fundamentales de la evangelización en el mundo y sección para la primera evangelización y las nuevas Iglesias particulares. A esta última, dice la nueva constitución que rige la Curia Romana, “están encomendadas las Obras Misionales Pontificias: la Obra Pontificia de la Propagación de la Fe, la Obra Pontificia de San Pedro Apóstol, la Obra Pontificia de la Infancia Misionera y la Pontificia Unión Misional, como instrumentos para promover la responsabilidad misionera de cada bautizado y para apoyar a las nuevas Iglesias particulares”.

También aclara la constitución que “la gestión de las subvenciones económicas destinadas a la cooperación misionera y su distribución equitativa se encomiendan al secretario adjunto de la sección con el cargo de presidente de las Obras Misionales Pontificias”. Así, “el patrimonio destinado a las misiones se administra a través de una oficina especial propia, dirigida por el secretario adjunto de sección, sin perjuicio de la obligación de rendir cuentas a la Secretaría de Asuntos económicos”.

Fuente: OMP España

28 de noviembre de 2022

Un calendario de Adviento y un concurso para vivir la Navidad con sentido misionero.

 Con el inicio del Adviento arranca la campaña de Infancia Misionera. Esta Obra Pontificia, que implica a los niños en la misión, ofrece para los más pequeños de la casa materiales para preparar la Navidad con un sentido verdaderamente cristiano, y por lo tanto misionero. Entre ellos, el  “Calendario de Aviento a la Misión”, con actividades para cada día, retos y oraciones semanales… También lanza su tradicional concurso nacional para niños de Primaria. Todo ello, con vistas a la Jornada de Infancia Misionera, que se celebrará en España a la vuelta de las vacaciones de Navidad el próximo 15 de enero, con el lema “Uno para todos y todos para Él”.


“Calendario de Adviento a la misión”. Ese es el título del calendario propuesto para los más pequeños de la casa. ¿Por qué vincular la Navidad con la misión? “Llega el Adviento, tiempo de preparación para el nacimiento de Jesús. Pero cuando Jesús nace no termina todo, al contrario: en ese momento empieza un camino”, explica Fernando González, responsable de Infancia Misionera España.

Por ello, este calendario de Aviento misionero no termina el 25 de diciembre, sino el 15 de enero, fecha de la Jornada de Infancia Misionera. Cada día se invita a los niños a ser auténticos misioneros, con gestos concretos para crecer en la fe, vivir y compartir. “Así nos prepararemos para la Navidad y para la Jornada de Infancia Misionera”, explica González.

Entre las propuestas de cada día, podemos encontrar acciones tan sencillas como echar una mano en casa al poner la mesa, cocinar en familia turrón de chocolate o montar el Belén y rezar junto al portal. También invitaciones a ayudar a los niños más solos de clase, visitar a los abuelos… Además, se ofrece una reflexión semanal sobre la Palabra del Domingo y un reto semanal de vida y oración.

X Concurso nacional de Infancia Misionera

Por décimo año consecutivo, Infancia Misionera lanza su tradicional concurso nacional infantil, este año de dibujo. Destinado a niños de 1º a 6º de Primaria, invita a plasmar en un dibujo el lema de la jornada de este año: “Uno para todos y todos para Él”. Como premio, una tablet y unos auriculares bluetooth, y la posibilidad de participar en el concurso de dibujo internacional de Infancia Misionera. 

Junto al calendario y al concurso, Infancia Misionera invita a los niños a participar en una actividad tan conocida como Sembradores de Estrellas, y a construir su propia hucha del compartir, para ir rellenándola de donativos para los niños del mundo. 

“Uno para todos y todos para Él”

El lema de la Jornada está inspirado en una frase de una famosa novela de Alejandro Dumas: “Uno para todos, todos para Él”. Se alinea con el tema propuesto por la Secretaría Internacional de Infancia Misionera de Roma para este año: la comunión. “¡Qué alegría sienten los niños y niñas del mundo cuando se saben queridos, acogidos, protegidos por la Iglesia!”, explica José María Calderón, director nacional de OMP. “Qué bonito es hacer ver a los niños del mundo que la Iglesia es una gran familia en la que cada uno es importante. ¡Los niños tienen derecho a no estar solos! Y esto es lo que queremos mostrar este año”.

A través de la web www.infanciamisionera.es, los catequistas y profesores podrán acceder a toda la información y los materiales que Infancia Misionera ofrece para niños de diversas edades. Además, podrán conocer proyectos sostenidos gracias a la ayuda de los pequeños misioneros en todo el mundo, como un centro de rehabilitación para niños en Kenia, o las escuelas en Papúa Nueva Guinea. 

Fuente: OMP España

23 de octubre de 2022

P. Pier Luigi Maccalli, premio OMP 2022: “El Domund nos compromete a todos a un abrazo solidario”

 Anoche tuvo lugar la primera edición de los premios misioneros de Obras Misionales Pontificias (OMP). Estos galardones, con el nombre de dos de los fundadores de la institución –“Beata Pauline Jaricot” y “Beato Paolo Manna”-, reconocieron a los misioneros Gloria Cecilia Narváez (FMI) y Pier Luiggi Maccali (SMA), ambos víctimas de secuestro por parte de grupos yihadistas; y a Ana Álvarez de Lara, expresidenta de Manos Unidas y Misión América. Los premiados compartieron su experiencia desde el Invernadero del Palacio de Cristal de Arganzuela en Madrid y animaron a seguir colaborando con el Domund, que se celebra hoy, 23 de octubre.



“Quiero dar gracias a Dios, que me ha dado la oportunidad de volver a nacer y a volver a la misión”, afirmó la hermana Gloria Cecilia al recoger el premio. Esta misionera, cuya vocación nació en un grupo de Infancia Misionera en su aldea, explicó que para ella, donde más claramente ha visto la presencia de Dios ha sido en la cruz, porque “no hay cruz sin Cristo”. Así ha sido en todos sus años de experiencia misionera, y especialmente durante sus casi cinco años de secuestro. 

Y a pesar de todo lo que ha pasado, la hermana Narváez defiende que “vale la pena llevar a Jesús a una mies cansada, que sufre, que espera conocer la misericordia de ese Dios que se hace hombre”. Agradeció el trabajo de OMP “por poner en valor el trabajo y la santidad de tantos misioneros” y por “tanto bien que hacen en el mundo”, e hizo un llamamiento a todos los españoles a seguir colaborando con el Domund. “Gracias al OMP podemos dar el biberón a los niños de nuestro orfanato en Mali y podemos tener un comedor”.

Por su parte, Pier Luigi Maccalli acogió el premio “en nombre de la población de Bomoanga y Níger, a ellos se lo dedico e invito a todos a seguir orando por la paz en el mundo”. Se mostró sorprendido de que lo que él vivió haya podido interesarle a alguien, y explicó que “nuestras historias como rehenes del yihadismo han puesto el foco en una zona de África donde se viven muchas guerras olvidadas”.

Maccalli ha compartido que días antes de ser liberado, escuchó por una radio que el Papa había firmado la encíclica “Frateli Tutti”. Sin saber más, esas dos palabras le inspiraron para decirle al líder yihadista que le llevaba a la liberación: “que Dios nos dé a entender algún día que todos somos hermanos”. De hecho, reconoció que reza por sus perseguidores, y que su misión ahora es proclamar la fraternidad. “El Domund nos recuerda y nos compromete a un abrazo solidario con el mundo -nuestra casa común-, y en particular con los pobres”, apuntó el sacerdote italiano.

Misionera en la retaguardia

OMP también ha querido premiar a Ana Álvarez de Lara, expresidenta de Manos Unidas y Misión América, una mujer que ha entregado su vida profesional por los misioneros. Reconociéndose muy honrada por compartir premio con los misioneros, humildemente explicó que es una persona “del montón”, pero que ha tenido la suerte de poder trabajar para ellos. “Me considero una misionera en la distancia, les ayudamos para que ellos puedan seguir haciendo su labor”. Álvarez de Lara agradeció a las instituciones de las que ha sido presidenta -y a sus equipos-, por enseñarle tanto, y animó a participar en el Domund. “No debemos dejar pasar la oportunidad de ayudar a los misioneros, necesitan el apoyo de la sociedad”, y por ello, exhortó a hacer lo que esté en nuestra mano. “Todo suma: nuestro tiempo, nuestra ayuda económica, nuestra oración”.

Los premios fueron entregados por monseñor Francisco Pérez, arzobispo de Pamplona Tudela, administrador apostólico de San Sebastián, y presidente de la Comisión Episcopal de Misiones y Cooperación entre las Iglesias. Monseñor Pérez quiso dedicar después unas palabras de agradecimiento al director de OMP -“José María Calderón lo está haciendo muy bien”-, y tuvo un recuerdo especial a San Juan Pablo II, cuya fiesta se celebrara ayer.

Unos premios para celebrar

“Este acto lo celebramos por amor a los misioneros”, afirmó José María Calderón, director de OMP España. Según explicó, en este año 2022 Obras Misionales Pontificias celebra los 200 años desde que nació la primera de las obras, y 100 años desde que fueron asumidas por el Santo Padre como Obras Pontificias. Por ello, se ha querido crear para el futuro unos premios misioneros, cuyas categorías asumen el nombre de dos de sus fundadores, que han sido proclamados beatos. El premio “Beata Pauline Jaricot”, para misioneros como reconocimiento a su vida y testimonio; y el premio “Beato Paolo Manna” para personas o instituciones que hayan apoyado o dado a conocer la labor de los misioneros y de la Iglesia en la misión.

El director de OMP también explicó que la estatuilla representa a un cangrejo que porta una cruz, en recuerdo de la conocida anécdota de San Francisco Javier, patrón de las misiones, cuando lanzó su crucifijo desde una barca al mar para aplacar una tormenta, y lo recuperó al día siguiente en la playa, cuando un cangrejo lo sacó del mar con sus pinzas. Es una imagen simpática que representa la confianza y tenacidad de los misioneros.

La entrega de premios tuvo lugar en el Invernadero del Palacio de Cristal de Arganzuela, cedido gratuitamente por el Ayuntamiento de Madrid. También desinteresada ha sido la participación de Ana Belén Roy, periodista de TVE, como presentadora del acto, y del violonchelista Pedro Alfaro y el pianista Carlos Criado. Además, esta primera edición no hubiera sido posible sin la colaboración del Banco Santander, MAPFRE, Gráficas Dehon, Colegio Arenales de Carabanchel y Musical Thinkers.


Domingo 23 de octubre, Jornada del Domund

Este domingo se celebra el Domingo Mundial de las Misiones, más conocido por Domund. En este día se recuerda a todos los cristianos que por su bautismo todos están llamados a ser misioneros en sus ambientes, y se anima a rezar por aquellos misioneros ad gentes, es decir, que lo han dejado todo para anunciar el Evangelio en los confines de la tierra.

Además, por petición del Papa, las colectas de las misas del domingo y todo lo que se recauda por otras vías en todo el mundo pasa a formar parte de un Fondo Universal de Solidaridad que se distribuye equitativamente entre los 1.117 territorios de misión que tiene la Iglesia, diócesis “recién nacidas” que no son autosuficientes, en los que los misioneros realizan un enorme trabajo de evangelización y promoción social.

Las ayudas del Domund se destinan en su mayoría para cubrir los gastos del día a día -para que la Iglesia pueda permanecer abierta allí-, gastos de evangelización -formación de catequistas, compra de vehículos, construcciones-, y promoción social. Es la ayuda anual y fija que reciben de parte de toda la Iglesia, como en una familia.

Fuente OMP